¿Cómo está afectando a los osos polares un cambio drástico del clima?

¿Cómo está afectando a los osos polares un cambio drástico del clima?

El cambio climático es un problema grave que muchos no se toman en serio. Es mucho más real de lo que creemos. Realmente necesitamos controlar las cosas que son las causas fundamentales del cambio climático. De lo contrario, tendremos que afrontar graves consecuencias.

El cambio climático no sólo afecta a la población humana. Los árboles, las plantas, los pájaros, los animales, todo lo que nos rodea está profundamente afectado por él de alguna manera.

El sabor de la naturaleza ha cambiado debido a los cambios climáticos diarios. Así, esto ha afectado drásticamente a los animales de la región ártica. Los osos polares están sufriendo una gran crisis alimentaria y de tierras. Debido al deshielo, no tienen dónde vivir. Es una situación alarmante en todo el mundo.

El cambio climático está llevando a los osos polares a la extinción

Los osos polares fueron una vez ampliamente vistos en la vasta tierra de las regiones árticas. Sin embargo, el calentamiento global, los corrimientos de tierra y otras condiciones climáticas han provocado la muerte de los osos polares en los últimos siglos.

Ahora, están al borde de la extinción. Como resultado, los osos polares podrían quedar casi extinguidos a finales de siglo.

Aunque cambiemos nuestro estilo de vida y practiquemos medidas de precaución, seguiremos perdiendo algunos de los osos. Sin embargo, más vale tarde que nunca.

Tenemos que poner en práctica medidas estrictas para proteger su hábitat y su alimentación para que estas increíbles criaturas puedan vivir más tiempo. He aquí cómo afecta el cambio climático a los osos polares.

1. Rápido descenso del hielo marino de la zona

El hielo marino de las regiones más frías tiende a derretirse en verano y a congelarse en invierno. Sin embargo, este no es el caso ahora. El hielo marino se ha derretido drásticamente a medida que las regiones se han calentado rápidamente en las últimas décadas.

Algunas partes del Ártico que antes tenían hielo durante todo el año ahora tienen períodos libres de hielo en verano. Otras partes están ahora libres de hielo durante una parte más larga del año que en el pasado. Así, el clima cálido ha obligado a que el hielo del Ártico se derrita a un ritmo rápido.

Los osos polares conservan energía viajando menos. Sin embargo, cuando tienen que viajar para encontrar un lugar adecuado para vivir, pierden su energía. Esto acaba provocando su agotamiento o su muerte. La reducción de su hábitat también ha provocado la disminución de su población.

2. Reducción significativa de su alimentación

Hábitos alimenticios de los osos polares.

Otra cosa importante que hay que tener en cuenta es que los osos polares tienen un suministro de alimentos significativamente reducido. Otros animales del Ártico también están muriendo, lo que da menos opciones a los osos polares para cazar.

La disminución de los niveles de hielo marino significa que hay menos lugares donde los osos polares pueden cazar las focas que les gustan. Los osos polares podrían no encontrar su presa y, como resultado, morir de hambre. Además, las osas embarazadas necesitan más comida de lo habitual.

Si no reciben suficiente comida, las hembras embarazadas y sus cachorros nonatos morirán. Sin embargo, el prolongado periodo de ayuno con menos grasa corporal almacenada también puede contribuir a su declive.

Los animales necesitan comida para sobrevivir durante todo el año. Encontrará más información sobre la alimentación de los osos polares y los alimentos que les gustan aquí.

3. Bajos índices de supervivencia

Las hembras preñadas tienden a abandonar sus zonas de residencia durante las rupturas del hielo y permanecen separadas durante los veranos. Para soportar el verano antes de poder volver al hielo marino para alimentarse, las hembras necesitan haber acumulado suficientes reservas de grasa para mantenerse durante al menos 8 meses.

Sin embargo, pueden tener dificultades para obtener suficiente grasa mientras permanecen en zonas de baja densidad. Esto acabará provocando que los cachorros tengan una baja tasa de supervivencia y una inmunidad deteriorada.

Debido a la disminución de las reservas de energía y grasa en el cuerpo, es posible que no puedan sobrevivir en el útero. Así, los osos polares desnutridos tienden a tener menos cachorros y más débiles.

El resultado final:

El futuro de los osos polares está muy amenazado debido al cambio climático.

Debido a la reducción de las zonas de hielo, los osos polares no tienen tierra para vivir o no encuentran pareja. Por lo tanto, esto conduce a una menor población de osos polares en toda la región ártica.

Se consideran en peligro de extinción según la OMS. Si no los salvamos hoy, es posible que sólo los estudiemos en los libros de historia. Es urgente proteger y salvar a estos animales salvajes de la extinción.

Sin embargo, las regulaciones e iniciativas para reducir las emisiones de CO2 y otras sustancias químicas nocivas en la atmósfera podrían ayudar a prevenir una mayor pérdida de hielo y salvar a estas especies de la extinción.

Si quieres ayudar a salvar a los osos polares de su inevitable extinción, en este artículo sobre la conservación de los osos polares encontrarás las formas de ayudar.

¡Trabajemos todos juntos para ayudar a salvar a los osos polares!